jueves, 2 de abril de 2009

El Vell Marí, sorprendido por las tormentas de Baleares

Las tormentas que estos días azotan las Islas Baleares han hecho variar la ruta del Vell Marí. En los puertos por dónde ha pasado se han notado sus efectos. Un desaparecido en Port de Pollença y dos embarcaciones atendidas por los servicios de rescate.

Relato de Fernando Lázaro, patrón del Vell Marí

“El viernes nos levantamos en Sóller (Mallorca) y luce el sol. Sopla viento del sur y hace mucho calor. Esa misma noche decidimos partir hacia Fornells para continuar la actividad educativa el lunes.

Iniciamos la travesía a las 2 la mañana para pasar el canal de Menorca pero al rebasar el cap de Formentor empieza a subir el viento y en poco tiempo se pone a 20 nudos. Consultamos los indicadores: el barómetro marca 1008 milibares y el hidrómetro sube hasta un 90%. Seguimos navegando mientras la temperatura desciende.




Empieza la tormenta y un montón de rayos iluminan el canal mientras se acerca el chubasco. Decidimos regresar a Mallorca hasta que amaine la tormenta y nos refugiamos en Port de Pollença el sábado por la mañana. Hemos navegado toda la noche y sigue el mal tiempo; decidimos dormir un par de horas.

Antes de partir consultamos el parte meteorológico y parece que hay mejoría. Aunque el cielo está transparente hay que ser precavidos ya que el canal de Menorca se encuentra en la plataforma continental y su poca profundidad provoca un embudo cuando el viento del norte empuja la masa de aguas más profundas.

El sábado por la tarde sopla viento del noreste y esto nos da un margen de tiempo para llegar a Fornells, a la costa norte de Menorca. Nos dirigimos al Faro de Punta Nati pero el tiempo empeora de golpe. Esta parte de la isla está muy abierta al norte: las fuertes rachas de Tramuntana nos hacen cambiar de planes y viramos hacia Ciutadella.

Domingo seguimos parados.

El lunes de 6 a 10 de la mañana se produce una mejora parcial de tiempo y salimos de Ciutadella rumbo a Fornells pero los vientos en Punta Nati nos vuelven a jugar una mala pasada. Con rachas de hasta 27 nudos y olas de metro y medio volvemos a Ciutadella. La situación ha sido mucho más adversa que la difundida en el parte meteorológico.

El martes seguimos parados. Viento norte con fuerza 5.

Hoy (miércoles) nos preguntamos cuando llegará el buen tiempo. Sigue suspendido el servicio de ferrys entre Ciutadella y Alcudia. La llegada a Fornells es inviable.”

2 comentarios:

  1. ánimo tripulación que estais haciendo un gran trabajo!!

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que al fin el temporal nos da una tregua...

    ResponderEliminar